Actualización ISO 9001

Con más de 1.000.000 de usuarios en todo el mundo, ISO 9001:2008 es sin duda la norma más conocida publicada por ISO. Actualmente se encuentra en proceso de revisión para convertirse en ISO 9001:2015, con fecha prevista de publicación en Septiembre de 2015

La Organización Internacional de Normalización se dio cuenta de la necesidad de una revisión profunda de la norma, por la que el Comité ISO TC176 encargado de este asunto lleva desde Junio de 2012 trabajando en los cambios clave para que ISO 9001:2015 sea una norma acorde con los tiempos actuales. Los cambios que introduce la nueva versión de la norma son:

Actualización y estabilidad

  • Definir los requisitos que fijen un marco de trabajo estable para la próxima década.
  • Adecuar la norma a los cambios, tanto en las prácticas como en la tecnología de los sistemas de gestión desde la revisión realizada en el año 2000.

Gestión por Procesos 

ISO 9001:2008 ya requiere la gestión por procesos cuando desarrollamos, implantamos y mejoramos nuestro sistema de gestión. La nueva versión pretende reforzar el hecho de que la gestión por procesos efectiva sea vital para la consecución de los resultados deseados, para lo cual se abre una nueva cláusula de gestión por procesos que requiere la determinación de:

  • Entradas exigidas y salidas esperadas de cada proceso.
  • Riesgos en la conformidad de los bienes y servicios, y análisis de satisfacción de los clientes en el caso de que los resultados de los procesos no sean efectivos.
  • Definición clara de las responsabilidades y autoridades de los procesos.
  • Seguimiento, análisis y cambios si son precisos para asegurar el cumplimiento continuo de los objetivos.
  • Mejora de los procesos.

Integración con otras Normas

La Organización Internacional de Normalización ha establecido el criterio de que todas las normas de sistemas de gestión deben estar alineadas en la medida de lo posible. La búsqueda de los puntos en común existentes entre los sistemas de gestión, ha motivado a ISO a emitir el documento ISO Directives Annex SL, conocido como Anexo SL. El nuevo formato no cambia los requisitos de las normas, si no que utiliza el mismo lenguaje y los mismos enfoques para la gestión. El Anexo SL incorpora las recomendaciones de Joint Technical Co-ordination Group (JTCG), creado específicamente para coordinar el desarrollo de las normas de sistemas de gestión ISO. Este anexo define la estructura común y formato para todas las nuevas normas de sistemas de gestión ISO y de las revisiones de las normas existentes. Ello asegura que hay por lo menos un 30% de texto común entre las normas, concretamente los textos de las cláusulas, la secuencia de las cláusulas  , los textos y las definiciones. Se define una estructura de alto nivel que hace que todas las normas tengan la siguiente estructura:

  • Alcance.
  • Referencias Normativas.
  • Términos y Definiciones.
  • Contexto de la organización.
  • Liderazgo.
  • Planificación. 
  • Soporte.
  • Operaciones.
  • Evaluación del desempeño.
  • Mejora.

Fácil comprensión 

Se ha realizado un esfuerzo por simplificar el lenguaje usado a fin de ayudar a entender e interpretar los requisitos a todo tipo de organizaciones. La norma se ha reescrito de forma más genérica para que sea identificada como propia también por organizaciones de servicios. Beneficios para el negocio Para facilitar una implantación efectiva de los sistemas de gestión y que la auditoría de certificación sea beneficiosa, es necesario entender la organización y su contexto, así como las expectativas de las partes interesadas, conocidas como grupos de interés. Esto llevará a que las organizaciones indaguen sobre:

  • Quiénes son sus competidores - en que se diferencian de ellos y sus aspectos comunes
  • Cómo los cambios pueden afectar a su organización - por ejemplo ante cambios legales y del mercado
  • Trabajar no solamente en las encuestas de satisfacción, sino en las expectativas reales del mercado sobre su producto 

Otro aspecto destacado es la gestión basada en riesgos. La norma requiere definir los riesgos necesarios para asegurar que el sistema de gestión puede reducir o eliminar los riesgos propuestos. Actualmente la norma no define un método de identificación y evaluación de riesgos, tal y como existe en otros sistemas como OHSAS 18001.

El enfoque preventivo de la gestión de riesgos lleva a la eliminación de la acción preventiva como un punto definido, puesto que se establece una sistemática para la identificación de las acciones preventivas a tomar para eliminar o reducir los riesgos. Este enfoque también incluye el nivel hasta el que deben establecerse controles sobre los proveedores en función del riesgo que suponga para la organización.

En base a todos estos puntos, La Organización Internacional de Normalización ha establecido unas propuestas:

  • Integración del enfoque basado en los riesgos.
  • Enfatizar los 8 principios de Gestión de Calidad.
  • Ser más coherente con los procesos de gestión del negocio.
  • Conseguir resultados significativos, productos que satisfagan los parámetros fijados, y procesos efectivos.
  • Gestión del conocimiento y del Ciclo de vida.
  • Mejora e innovación.
  • Tiempo/velocidad/agilidad.
  • Tecnologías y cambios en IT.
  • Incorporación de herramientas de control de Calidad como QFD, Benchmarketing,...