Needhams

Ayudando a asegurar la continuidad de negocio

globe in hand 

La consultora de continuidad de negocios Needhams, se convirtió en 1834 en la primera organización de Reino Unido en obtener la certificación ‘ISO 22301:2012 de Seguridad Societal: Sistemas de Gestión para la Continuidad de Negocio" tras la publicación de la normas en Mayo de dicho año. En este caso de estudio, se analiza el proceso seguido por la organización así como sus razones para confiar en la certificación externa.

Como entidad internacional relevante en la gestión de la continuidad de negocio (GCN) en el ámbito de la consultoría, Needhams consideró importante la ventaja competitiva que le reportaría el alcanzar la certificación externa con LRQA.

Por este motivo, en 2011 la organización decidió certificarse en la norma de GCN lo antes posible tras su lanzamiento, y con pocos cambios entre el proyecto final y la norma ISO publicada, hubo algunos cambios que la organización tuvo que introducir en su sistema de gestión implementado.

La decisión de ser pioneros en la adopción de la norma fue muy interesante, ya que se trataba de una nueva certificación y no de una transición de BS 25999, la norma británica en la que se basaba ISO. Andrew Macleod, consultor de GCN en Needhams, nos explica sus sensaciones tras convertirse en uno de los primeros en aplicar la nueva norma.

"Como es de esperar por la naturaleza de nuestro negocio, en nuestra organización siempre hemos tenido implantado un Sistema de Gestión de Continuidad de Negocio. Sin embargo, consideramos que la certificación BS 25999 no nos iba a reportar ventaja competitiva en el sector, especialmente en los mercados de ultramar".

"La norma BS 25999 se publicó en 2007 y desde entonces la continuidad medioambiental del negocio ha cambiado significativamente. Se ha realizado una revisión de la norma más exhaustiva, precisa y relevante para las organizaciones de hoy en día, por lo que en la actualidad pueden implantarse SGCN más eficaces de lo que se pensaba hace años".

"En base a nuestra experiencia, hemos descubierto que mientras muchas organizaciones optaron por alinear sus sistemas GCN con la norma BS 25999, muchas otras consideraron esta labor como una carga administrativa. Sin embargo, con la introducción de la norma ISO 22301, muchos se han reconsiderado su opinión".

"Por supuesto, en el momento en que la publicación de la norma ISO fue inminente, pensamos que debíamos ser una de las primeras organizaciones en obtener certificación externa. Ahora que estamos certificados, podemos acercarnos a nuestros clientes desde una posición privilegiada de pioneros en el conocimiento del proceso, lo cual les otorga confianza y seguridad"