Calidad

Un Sistema de Gestión de Calidad (SGC) proporciona a las organizaciones la estructura organizativa, los procedimientos, los procesos, y los recursos necesarios para asegurar la calidad de los bienes y servicios que ofrecen.

Benchmark global

La más reciente Encuesta de Certificaciones ISO, muestra como la norma ISO 9001 se ha convertido en un referente mundial, superando a más de un millón de certificaciones. Sectores globales como el aeroespacial, la automoción o la informática siguen centrando sus esfuerzos en la calidad tomando como base los principios de ISO.

Estos dos hechos muestran la importancia de disponer de Sistemas de Gestión de Calidad robustos como pieza central para la implicación de los accionistas y  para la reputación de la organización.

Beneficios

Un Sistema de Gestión de la Calidad (SGC) eficaz proporciona a las organizaciones un enfoque estructurado y sistemático para mejorar la experiencia de sus clientes, ayudandoles a cumplir con sus objetivos organizacionales.

Si tiene como requisito contractual la obtención de la certificación de una norma de calidad reconocida o es una de las numerosoas organizaciones que buscan tener procesos más eficientes y la mejora de su autogobierno, la implementación de un SGC le reportará valiosos beneficios

Principales ventajas:

  • ventaja competitiva
  • mejora en la calidad de los productos y servicios
  • aumento de la satisfacción de los clientes, que conllevará la retención de actuales negocios y consecución de otros nuevos
  • objetivos claros y mejora en los procesos relacionados
  • reducción de las tasas de error o fallo, que conducen a la mejora de la productividad y reducción de los residuos
  • alineación con todos los sistemas de gestión de la organización