Directiva de Productos de la Construcción EN 1090 - Marcado CE de Estructuras Metálicas

¿Qués es la Directiva de Productos de la Construción?

La Directiva de Productos de la Construcción EN 1090 es importante para su organización ya que a partir del 1 de julio de 2014 pasará a ser obligatorio el marcado de la CE para los componentes estructurales de acero o aluminio incorporados de una forma permanente dentro de obras de la construcción dentro del Espacio Económico Europeo.

¿Cuáles son las coberturas de la Directiva?

La norma EN 1090 especifica los requisitos para la evaluación de la conformidad de las características de comportamiento de los componentes de acero y aluminio estructural, así como para los Kits puestos en el mercado como productos de construcción. La evaluación de la conformidad  cubre las características de fabricación, y cuando proceda, las características del cálculo estructural.

La nueva Directiva pretende hacer la legislación menos pesada, más fácil de aplicar y más efectiva, así como establecer procedimientos simplificados para aligerar la carga administrativa que tienen que asumir las organizaciones, especialmente las pequeñas y medianas empresas. La norma EN 1090 no sólo asegura un nivel mínimo y común en el mercado para este tipo de elementos estructurales, sino también:

  • reconocimiento de la adecuación de su producto en el mercado europeo
  • influye en las primas de seguros, por el hecho de representar unos niveles de seguridad pre-establecidos
  • refuerza la sostenibilidad de su negocio en un entorno globalizado

Servicios de LRQA Business Assurance

El marcado CE con LRQA se consigue con el cumplimiento de la norma EN 1090, que certifica que el fabricante de productos de construcción dispone de un "Sistema de control de producción en fábrica". La emisión de un certificado según la norma EN 1090 debe ser realizada por un organismo autorizado como lo es LRQA.

Gracias la certificación de LRQA en la Directiva de Productos de la Construcción, las organizaciones tanto públicas como privadas conseguirán un sistema único armonizado para:

  • permitir la comercialización y la libre circulación de los productos en la Unión Europea y servicios en toda Europa
  • proteger la salud y la seguridad del consumidor o del usuario de los mismos
  • determinar el procedimiento a seguir por los fabricantes para obtener el marcado CE de sus productos
El fabricante debe implementar un "Control de Producción en Fábrica" (CPF) que incluya además un "Plan de Control de la Calidad de las Soldaduras". El CPF deberá ser certificado por un organismo notificado. Lloyd´s Register, como organismo notificado, certifica el cumplimiento con la Directiva de Estructuras Metálicas.