IFS International Food Standard

¿Qué es IFS?

El objetivo de la norma internacional IFS es crear un sistema de evaluación coherente para todas las organizaciones que suministran productos alimentarios de marca minorista, estableciendo formulaciones, procedimientos de auditoría, y aceptación mutua auditorías uniforme, a fin de generar un alto nivel de transparencia en toda la cadena de suministro internacional. 

IFS - International Food Standard - está destinada a permitir la evaluación de los requisitos de seguridad alimentaria y de los sistemas de calidad con un enfoque uniforme.

¿Quién puede aplicar IFS?

Esta norma desarrolla un esquema común para la seguridad de todos los productos propios de las cadenas de distribución europeas, formaliza las respuestas a los canales de comercialización globalizados, y aumenta la responsabilidad de los productores frente a los consumidores finales. La norma IFS unicamente puede ser aplicada cuando un producto es "procesado" o cuando hay peligro de contaminación del producto durante su envasado primario. 


¿Qué hace IFS por la seguridad alimentaria?

Los cinco requisitos principales de la norma IFS versan sobre:

  1. Responsabilidad de la Alta Dirección
  2. Sistemas de Gestión de la Calidad
  3. Gestión de Recursos
  4. Procesos de Producción
  5. Medición, Análisis, y Mejora

Beneficios de IFS con LRQA Business Assurance

Con más de una década de experiencia en el sector de la alimentación, LRQA Business Assurance está muy bien posicionada para proporcionar a las organizaciones una auditoría y certificación a escala internacional.

Nuestros auditores de seguridad alimentaria son especialistas de la industria alimentaria y expertos que conocen las necesidades de su negocio, lo cual les permite realizar auditorías robustas de su sistema de gestión.

La certificación IFS proporciona a las organizaciones:

  • Auditorías integradas
  • Ahorro en costes y tiempo
  • Conformidad
  • Ventaja competitiva internacional
  • Confianza del consumidor

La implementación de la norma IFS ayuda a las organizaciones a evitar la confusión y los trastornos producidos por múltiples auditorías y la necesidad de duplicar variaciones sobre los mismos datos para diferentes clientes. El certificado verifica su competencia técnica y la ayuda a los fabricantes, propietarios de marcas y minoristas a cumplir con sus obligaciones legales.