LRQA certifica la Calidad de Iberian Lube Base Oil Company, joint venture de Repsol y SK Lubricants

Aprovechando la presencia de los máximos ejecutivos de SK Lubricants y Repsol; Ramiro Mejía, Director Comercial y Marketing de LRQA, hizo entrega del certificado ISO 9001 de Sistemas de Gestión de Calidad, conseguido recientemente por ILBOC

Desde LRQA se quiso felicitar y recalcar el gran logro alcanzado por la organización, al obtener el certificado de aprobación en un tiempo record. Tan solo han pasado un par de meses desde que este mismo verano se iniciase la producción en la planta de Cartagena, y ya están certificados en el sistema de gestión implantado, lo cual es una demostración del compromiso que la compañía mantiene con sus clientes y con la calidad.

Repsol y la compañía coreana SK, han iniciado la producción en su nueva planta de bases lubricantes de Cartagena, situada junto a la refinería de Repsol y que operará bajo el nombre de ILBOC, la mayor instalación de este tipo en toda Europa. La planta dispone de una capacidad de producción de 630.000 toneladas anuales de bases lubricantes de los grupos II y III. Estas bases lubricantes de alta calidad son la materia prima para los aceites lubricantes de nueva generación.

En la construcción de esta instalación, que comenzó en 2012 y ha supuesto una inversión de 250 millones de euros, han participado 1.600 personas pertenecientes a más de 100 empresas y se han superado las 2,5 millones de horas de trabajo. 

ILBOC, es el nombre de la joint venture formada por Repsol y SK Lubricants, que en un futuro muy cercano será referente en Europa, el mayor mercado del mundo de aceite base lubricante de alta calidad. El proyecto originariamente denominado SKSOL, ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que hoy conocemos como ILBOC, acrónimo de "Iberian Lube Base Oils Company", compañía de referencia en el mercado de bases lubricantes de última generación.

En el mercado europeo, la demanda de bases de alta calidad está creciendo en paralelo con la de los lubricantes sintéticos, idóneos para los nuevos motores, como los Euro VI, obligatorios en Europa a partir de 2014. Estos lubricantes de última generación contribuyen además al ahorro de combustible y por tanto, a la reducción de gases de efecto invernadero. 

     Foto - Entrega Iberian Lube Base Oil Company - GRUPO

Foto - Entrega Iberian Lube Base Oil Company 2 Foto - Entrega Iberian Lube Base Oil Company