Nueva versión EFR–1000 de Empresa Familiarmente Responsable

En el mes de noviembre ha salido a la luz la edición 4 de la norma de especificaciones y directrices generales asociadas al diseño, implantación y certificación del Modelo EFR para medianas y grandes empresas EFR-1000-1.

En su afán de adaptar la norma a la realidad empresarial y que ésta sea una herramienta ágil y eficaz puesta al servicio de la gestión de las organizaciones y que no genere ningún freno, ni para la mejora continua en organizaciones ya certificadas ni para la implantación en organizaciones certificables a futuro, la licenciataria de la marca y propietaria del Modelo EFR una vez más ha decidido oír las demandas de sus grupos de interés y editar una nueva versión de norma aún más flexible y coherente con el contexto actual de las organizaciones.

En línea con la evolución del Modelo y la adaptación al ciclo vital de madurez del sistema de gestión de conciliación implantado en la organización, los cambios principalmente se centran en:

  • Cadena de valor y suministro - se pasa de "establecer como un grupo más de políticas y medidas efr, aquellas relacionadas con su propia cadena de valor y suministro, en especial lo referente a proveedores, contratistas y subcontratistas" a incluir la "extensión de la cultura efr en la cadena de valor" como un séptimo proceso básico a tener en cuenta en el soporte documental y en la implantación práctica, con repercusión en la puntuación cuantitativa a obtener en la certificación inicial y en renovaciones en función de las evidencias aportadas:
  1. C y C + Foco en la información y sensibilización
  2. B y B + Foco en la proactividad y apoyo
  3. A y A + Foco en la discriminación positiva
  • Indicadores - los cambios son notables, tanto en la forma como en el fondo, siendo lo más destacable:
  1. Frecuencia de medida obligatoria: pasa de semestral a anual.
  2. Número de indicadores mínimos establecidos: en la nueva edición de la norma desaparecen algunos de los exigidos hasta ahora (siendo 20 de ellos de obligado seguimiento y medición en la actualidad). Pero lo más novedoso está relacionado con que los indicadores a establecer se alinean a la estructura de la norma de puntuación cuantitativa EFR 1000-3, permitiendo medir el QUÉ, CÓMO Y CUANTO del modelo implantado, y lo que es más importante, el número de ellos sujetos a seguimiento y medición es proporcional a la mejora continua .

Se ha establecido un periodo de transición. Todas aquellas organizaciones que se encuentren a mitad de ciclo de certificación  Todas aquellas empresas que se encuentren a mitad de ciclo de certificación (dentro de los tres años de periodo de vigencia de su certificado) el referente a utilizar en las auditorías externas de mantenimiento será la ed: 3 hasta que finalice el ciclo. Para aquellas que tengan que acometer una certificación inicial o renovación de certificados, se les aplicarán los siguientes criterios:

  • Si la fecha de certificación o renovación es igual o inferior a 3 meses desde la publicación de la ed:4, podrán acometer la auditoría usando como referente la ed:3, alegando falta de tiempo para la adaptación. 
  • Si la fecha de certificación o renovación es superior a 3 meses desde la publicación de la ed:4, la auditoría externa se realizará teniendo en cuenta los nuevos requerimientos ed:4 de la norma.