Actualización de LRQA sobre las normas ISO: El nuevo estándar ISO 37001: 2016 de sistemas de gestión tiene como objetivo ayudar a las organizaciones a luchar contra el soborno

La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha publicado recientemente la norma ISO 37001: 2016 (Sistemas de gestión anti-soborno – Requisitos con orientación sobre su uso) con el objetivo de ayudar a las organizaciones a combatir el soborno y promover una cultura empresarial ética.

El desarrollo de la nueva norma comenzó en 2013 y, tras un riguroso proceso de revisión en el que participaron representantes de 45 países, la norma ISO 37001: 2016 se publicó el 14 de octubre de 2016.

Aunque la norma ISO 37001: 2016 no garantiza que una organización quede libre de sobornos, especifica una serie de medidas que sirven de marco para que las organizaciones implementen posteriormente controles que mejoren su capacidad de prevención, detección y tratamiento del riesgo de soborno.

La norma ISO 37001: 2016 también demuestra a los principales accionistas y potenciales clientes que una organización está comprometida con las prácticas anti-soborno reconocidas internacionalmente, no sólo dentro de sus propias operaciones, sino también en las transacciones de toda su cadena de valor global.

Basada en la Estructura de alto nivel, Anexo SL, la norma ISO 37001: 2016 se integra fácilmente en otros sistemas de gestión existentes, como ISO 9001: 2015 e ISO 14001: 2015. Además, los requisitos de la ISO 37001: 2016 son genéricos y aplicables a organizaciones de todo tipo, ubicación y tamaño. Por lo tanto, las organizaciones que ya han invertido en controles anti-soborno probablemente verán una mejora en las prácticas existentes con la incorporación de los requisitos de esta norma. 

Olga Rivas, Directora Técnica de LRQA Iberia, comenta: "Es bien sabido que la amenaza de soborno y corrupción tiene implicaciones comerciales tangibles. Aún más, el riesgo de ser expuesto al soborno, aunque sea puramente percibido, tiene el potencial de destruir algo mucho menos tangible, pero mucho más difícil de recuperar: la confianza en su organización. La preparación para enfrentar el riesgo de soborno puede ayudar mucho a una organización a proteger su reputación de marca a largo plazo y la integridad de sus operaciones".

Con algunos de los principales estándares del mundo revisados, LRQA está a la vanguardia de la comunicación de los cambios. Ofrecemos una amplia gama de servicios de evaluación, así como cursos de capacitación públicos e internos, todo ello para ayudar a asegurar que las organizaciones en todo el mundo tengan una transición sencilla a las nuevas normas.

Para más información, envíe un correo electrónico a consultas@lrqa.com.